Latest Posts

Categories

Tags

Twitter Feed

Autoestima

25 septiembre, 2019 4 min read 1 Comment

Autoestima

25 septiembre, 2019 4 min read 1 Comment

La mayoría de casos en los que hablo o trato temas relacionados con la autoestima lo hago más por falta que por exceso.
El por qué, es por la cantidad de creencias que adquirimos a lo largo de nuestra vida, primero y principalmente de manera transgeneracional a través de nuestra familia, y en concreto de nuestros padres.

Nuestra memoria está grabada por los recursos o la falta de los mismos que tuvieron nuestros padres.

Al transgeneracional súmale todo el bombardeo social que soportamos día a día.
Conceptualmente, entendemos la autoestima como falta de amor por uno mismo “no somos suficientes, estamos incompletos”.
Esta sensación nace emocionalmente de la comparación, si lo vemos de este modo: sin nada con lo qué compararnos no podemos generar la fórmula de ” esto comparado con esto es igual a esto”

Y es totalmente normal que en la sociedad en la que vivimos, con educaciones de “listín muy alto” , exigencias, comparaciones sintamos frustración.

La competencia y la comparación está a la orden del día en nuestras vidas desde que nacemos, te comparan con tus hermanos, luego con tus compañeros de clase, luego con la exnovia o exnovio… Esto sucede porque en nuestra realidad actual, es más importante lo que tienes, consigues y lo que aparentas que aquello que realmente eres.

El caso es que os sorprendería la cantidad de gente que lo tiene aparentemente todo, como dinero, buen físico, trabajo… y tienen falta de autoestima! al final es como que el ser humano no puede estar satisfecho con nada de lo que consigue porque nada de lo que puedas conseguir se equipara a lo que eres realmente, a tu Ser.

Y es sorprendente como coinciden los casos en los que una persona necesita excesos, mostrar y alardear, cosa que se traduce en una tremenda insatisfacción y falta de autoestima.

Entonces todo lo material y externo es efímero, pasajero, necesitamos más y más… por eso es esencial hacer el ejercicio de dedicar un instante
a valorar lo que eres
y no lo que tienes o con lo que te identificas (coche, marido, mujer, cuenta bancaria, casa, trabajo…)

Y ojo! no digo que la comparación sea SIEMPRE mala, de hecho en ocasiones es buena. Nos impulsa a querer mejor, a querer alcanzar una meta un objetivo. Como cuando admiramos a un ídolo musical que nos empuja a aprender a tocar un instrumento y nos inspira con su arte.

Por lo tanto, para liberarnos de esta sensación de frustración y no aceptación, necesitamos atravesar un proceso con el objetivo de llegar a ser consciente de lo siguiente: tú como Ser completo, tal y como eres, como has venido al mundo con todo lo que te define eres perfecto y no necesitas cambiar nada, eso es aceptación absoluta y va de la mano de la autoestima.

Pero que me lo digan a mi, que de esos hay muy pocos… porque todos somos humanos, y estamos programados de cabo a rabo.

Cuando sufres periodos de falta de autoestima por alguna situación de la vida como: haber perdido el trabajo, tu pareja, una enfermedad… vives momentos en los que crees que la situación te supera y que eso te ha pasado porque no eres suficiente para mantener lo que tenías, ante estos casos te recomiendo que respires profundamente y aceptes lo que te trae la vida.

En estos ejercicios de observación consciente y aceptación de cualquier situación que se te presente (porque no podemos cambiar los hechos pero si como reaccionamos ante ellos) debes saber que toda sacudida que nos da la vida, por muy desgraciados que nos sintamos en el momento, conlleva un proceso de cambio que nos permitirá evolucionar de algún modo.

Pero lo maravilloso de todo esto es que; como todo, las creencias esta también la puedes cambiar, transmutar y transformar en otras creencias que te ayuden a ver todo lo que sí tienes, has conseguido y eres.

Para ello en terapia hago uso de técnicas que te acompañan en el proceso.

Una de las que más utilizo en mi trabajo para este tipo de casos es el árbol genealógico para indagar y trazar los puntos clave
que nos llevan a descubrir de donde vienen los patrones familiares inculcados.

Después de reconocerlo hay que pasar a la acción y empezar el proceso de cambio. Para ello trabajo con técnicas de hipnosis y PSYCH-K, esta en concreto nos ayuda a activar los dos hemisferios cerebrales para poder cambiar ese código que nos hace no sentirnos satisfechos con lo que somos, nuestro aspecto, trabajo, etc…

Recuerda que la autoestima depende de ti, nunca la encontrarás en otra persona u obeto. Acepta y ámate, la aceptación nos facilita la vida y nos ayuda a estar en paz.

Así que, un sencillo truco para cuando sientas arrebatos de “falta de autoestima”, cierra los ojos, respira profundamente conecta contigo, y agradece todo lo que se te da en ese instante, porque principalmente y lo más importante, estás vivo.

1 Comment

  • Pelusa 28 septiembre, 2019 at 2:31 pm

    Hola, esta genial la página

  • Leave a Reply

    Sígueme!

    Entradas recientes

    Categorías

    Últimas publicaciones

    Sigue mis publicaciones

    Recibe las últimas noticias

    ×